octubre 23, 2011

La Richmond, otro café notable en peligro de extinción

Asi se ve hoy …..Noviembre de 2013

La Richmond, otro café notable en peligro de extinción

Fundado en 1917 podría ser reemplazado por una tienda deportiva; hubo varios despidos en los últimos meses y los empleados advierten que el lugar está descuidado.

Asì nos lo cuenta : Mauricio Giambartolomei | LA NACION

Los tradicionales cafés porteños siguen en peligro de extinción. Ahora se encuentra amenazada la emblemática confitería Richmond de la calle Florida que sería reemplazada por una tienda deportiva de una reconocida marca norteamericana que instalaría allí su local más grande de Capital Federal. Así se suma a una lista de espacios gastronómicos amenazados por el avance de la modernidad y el consumo como Las VioletasEl Molino y Café Británico, entre otros.

El amplio salón, de unos 1500 metros cuadrados, queda inmenso para la cantidad de clientes que lo frecuentan hoy. Tiene dos espacios que están cerrados al público: el salón para fumadores y restaurante, y el de los billares. Un cartel en la puerta sentencia el final: “Le informamos que este salón permanecerá cerrado hasta nuevo aviso por reformas. Retirar pertenencias de 10 a 11”. Hay 16 mesas que sólo juntan tierra. Piden sacar los tacos y las tizas de los jugadores.

Desde 1917 fue sede de los encuentros de artistas cuando estaba ubicado frente al teatro Maipo y hoy ve peligrar su vida política y social. La debacle del café histórico fue gradual. Hace pocos años contaba con 50 empleados que luego fueron 30 y hoy son 10 entre mozos, cocineros y pasteleros. El horario de atención es de 10 a 20, de lunes a sábado. 

LA NACION intentó hablar con los propietarios o los encargados del lugar para confirmar la versión, pero no logró ubicarlos. Sin embargo algunos empleados, con cierta reserva, contaron que estaban al tanto de una posible venta y que esta situación se veía venir. “Dejaron caer el café con cosas simples: no cambian las lamparitas o dejan todo sucio. Sacan un sándwich frío y en 40 minutos. El cliente se cansó”, dijo uno de los mozos.

La situación, según cuentan, comenzó hace un año, pero la crisis se profundizó hace tres meses cuando hubo más despidos. Nadie les avisó cuál sería el futuro del local y qué pasará con sus puestos de trabajo. Tampoco se comunicaron con ellos los representantes de la Unión de Trabajadores del Turismo, Hoteleros y Gastronómicos de la República Argentina (Utgra) . “¿Tener participación sindical? Es imposible, no nos dejan”, reveló uno de los empleados.

No existe una certificación, pero las versiones indican que a partir de noviembre la firma deportiva instalaría allí un local de 650 metros cuadrados. El salón, con 90 mesas y una capacidad para 350 personas sentadas, con un mobiliario señorial y de estilo inglés, se llenaría de zapatillas, camperas, remeras y pelotas de fútbol. “Es una lástima. Van a tirar abajo la historia de Buenos Aires. No va a quedar pasado. Si fuera todo así la humanidad se queda sin historia”, se quejó Laura, una ex docente clienta del lugar.

RESPALDO POLÍTICO

La situación que está atravesando la Richmond generó el apoyo de varios sectores. La legisladora de Encuentro Popular para la Victoria, María José Libertino, está trabajando en un proyecto de ley para proteger el uso de los bares notables.

Según le explicó a LA NACION existe la Ley 35 que protege y promociona los cafés, bares y billares; la Ley 2548 de protección patrimonial arquitectónica en la que figura la Richmond entre 600 lugares; un proyecto de protección histórica de toda la zona conocida como Catedral Norte, pero no existe un plan para resguardar el destino del salón. “Se necesita proteger el uso y estamos trabajando para presentar un proyecto de Declaración de Sitio Histórico. Ayudaría a protegerlos, en este caso la Richmond que siga siendo como confitería, y luego habría que resolver si los que la alquilaron para poner la tienda deportiva deben ser indemnizados o si se consigue otro fondo de comercio”, explicó Lubertino.

Lo que no se pudo confirmar a través de los propietarios, encargado y empleados de la Richmond lo deslizó la legisladora. “La información que tengo es que en noviembre se instala la tienda deportiva”, dijo.

EN LAS REDES SOCIALES

En marzo del año pasado comenzó a circular en Twitter el usuario @54bares y el hashtag#54bares , una idea que surgió para promocionar los bares y cafés tradicionales porteños y difundir las visitas a dichos espacios. La intención, más allá de la difusión en las redes sociales, es presentar una propuesta en la Legislatura porteña para que los lugares tradicionales dejen de estar en peligro de extinción.

“La solución de fondo es que debe haber una reforma de los modelos de negocios tradicionales y que se manejen como Las Violetas, Los Angelitos o La Poesía, tres bares notables”, explicó Italo Daffra, coordinador de #54bares. “Es necesario convocar un llamado de propuestas y que sea el dueño quien decida seguir con este tipo de negocios. Queremos acercar posibles soluciones y rentables, abrir una mesa de diálogo, de acercamiento entre el mundo empresario y los propietarios, manteniendo el concepto de bar notable y respetando la historia”.

Daffra contó que hay alrededor de 60 bares notables y cinco en problemas serios. “Hay empresarios que quieren administrar el negocio de la Richmond para hacerlo rentable y que la marca siga viva”, adelantó como el inicio de una posible tregua que solucione el problema..

Noticias

One thought on “La Richmond, otro café notable en peligro de extinción

  1. ffrecoleta

    Finalmente CERRO el Cafe Richmond, como se ve en la actualizacion fotografica.

    Corrió la misma suerte que “El Molino”, la centenaria confitería que aún espera un proyecto de ley que lo rescate.

     

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
A %d blogueros les gusta esto: