agosto 13, 2011

El Gobierno chino está intentando cambiar el eje del crecimiento económico desde la inversión estatal destinada a infraestructura hacia el sector inmobiliario privado

Por Simon Rabinovitch

PEKIN (Reuters) – El Gobierno chino está intentando cambiar el eje del crecimiento económico desde la inversión estatal destinada a infraestructura hacia el sector inmobiliario privado, un paso arriesgado pero necesario para sostener la recuperación.

Grúas de construcción emergiendo en las grandes ciudades, tiendas de muebles que no dan abasto y un aumento en las ventas de propiedades son indicios que revelan que la transición avanza sin problemas hasta el momento, aunque los funcionarios se muestran recelosos de que los precios de las viviendas puedan trepar demasiado alto y demasiado rápido.

El principal organismo de desarrollo de viviendas de China, Vanke, elevó su meta de inicios de construcción de casa este año en un 45 por ciento, mientras que su rival Poly Real Estate dijo que las ventas en el período de enero a julio subieron un 143 por ciento desde un año atrás.

En terreno, las firmas constructoras, grandes y pequeñas, están tratando de satisfacer la demanda, con la desaceleración del año pasado como un recuerdo lejano.

“Ha pasado un largo tiempo desde la última vez que tuvimos un día libre. Varios meses, creo, aunque no puedo recordar exactamente”, dijo Zhang Minghui, propietario de una pequeña empresa constructora en Pekín.

“Desde fines del año pasado a comienzo de este año, básicamente no teníamos nada que hacer. Todo el mundo era cauteloso con su dinero debido a la crisis y los proyectos se demoraron”, agregó.

Zhang redujo su personal a 3 personas en noviembre, pero ahora cuenta nuevamente con un equipo de 14.

La inversión en construcción residencial en el país representó cerca de 10 por ciento del Producto Interno Bruto antes de que el boom de propiedades culminara abruptamente en el 2008, casi lo mismo que las fabricas exportadoras.

Los primeros pasos del Gobierno el año pasado para revivir la alicaída economía china fueron ofrecer recortes de impuestos para alentar la compra de casas, seguidos de leyes para facilitar el acceso a hipotecas.

Estas acciones están dando sus frutos.

Con la inversión en vivienda subiendo a un 11,6 por ciento anual en los primeros siete meses del año, el impulso del crecimiento chino se está ampliando y a través de esto el Gobierno ha podido reducir el ritmo de sus gastos de estímulo en infraestructura.

ECONOMIA REAL

Pero Pekín debe hacer un trabajo fino en su intento por revivir el mercado de vivienda.

Por un lado, el Gobierno quiere que los precios suban para evitar que los clientes dejen de comprar casas y para hacer que las empresas constructoras inviertan en nuevos proyectos. Pero por el otro, teme que los precios suban demasiado rápido, atrayendo a especuladores al mercado y convirtiéndose en una burbuja de activos, no un beneficio económico.

“Debido a su vínculo cercano con muchas industrias, la volatilidad en el mercado de bienes raíces inevitablemente llevará a la volatilidad macroeconómica”, dijo el periódico estatal China Economic Times el lunes.

Aunque los precios son altos, un aumento en las ventas ha agotado los inventarios de vivienda y los constructores necesitan iniciar nuevos proyectos para ponerse al día, dijo Ken Peng, economista de Citigroup en Pekín.

La inversión en construcción de propiedades subió un quinto en china occidental -la parte del país con mayores necesidades de vivienda- en junio frente a un año atrás. Las zonas costeras en el este, donde hay bastante construcción, vieron un incremento de un 4,4 por ciento.

Sin embargo, varias agencias de bienes raíces dijeron que el mercado parecía haberse enfriado en las últimas semanas.

Shanghai Xinyi, una agencia de bienes raíces en el centro financiero de China, dijo que las transacciones en agosto cayeron a la mitad desde el mes anterior.

/Un vendedor de apellido Luo en la rama que cubre Shenzhen de la empresa Centaline China confirmó que los negocios habían sacado el pie del acelerador frente a su vertiginoso primer semestre.

“No fue raro que los vendedores de casas cancelaran sus contratos originales y subieran sus precios demandados, incluso a pesar de que esto implicara pagar una multa”, afirmó. “Pero el impulso se ha debilitado en agosto. Sentimos el efecto del ajuste de los préstamos del Gobierno para casas usadas”, agregó.

Terra/Reuters

http://noticias.terra.com/articulos/act1903996/China_busca_impulsar_economia_a_traves_de_vivienda


Noticias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
A %d blogueros les gusta esto: